|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
 

Dossier de Oxbridge

 

EL INGLÉS EN EL SIGLO DE LA COMUNICACIÓN

 

¿Qué es el inglés en el siglo XXI: necesidad o lujo?

 

  1. Es una necesidad básica, por ser la lengua universal de comunicación por excelencia, un requisito indispensable para tener buena salida en el mercado laboral,
  2. un valor añadido en el mundo de los negocios,
  3. una ventana hacia otros países y culturas,
  4. el placer intelectual de hablar la lengua más utilizada de la tierra.
  5. Pero también un lujo si pensamos en la mejor forma de aprenderlo, ya que supone una inversión en tiempo y dinero buscando el profesor mejor preparado, el libro de texto más actual, la escuela más selecta, el país más conveniente para practicarlo o el momento libre en nuestras apretadas agendas para ir a clases.

 

Hablar inglés en nuestro globalizado siglo XXI es una necesidad básica pero aprenderlo para muchas personas todavía puede resultar un lujo que no pueden permitirse. ¿Pero ha de ser realmente así?

 

Oxbridge tiene otra filosofía. Amplia, rica y actual, nuestra filosofía se nutre de la variedad del mundo que nos rodea. Estos son algunos de los pilares que la sostienen:

 

Un lujo asequible. Nuestro concepto es sencillo: hacemos clases de lujo a todo aquel que lo necesite minimizando la inversión en tiempo y dinero.

 

Presentamos la oportunidad más deseada por miles de alumnos: el lujo asequible.

 

Hemos abierto para todos un universo de enseñanza y aprendizaje hasta ahora sólo reservado para unos pocos en España. Y hemos conseguido resultados espectaculares.

 

Un enseñante distinto. Hemos sustituido al tradicional profesor por el playmaker, una concepción moderna de docente con nueva imagen, al que hemos dado nuevos estímulos y nuevas herramientas para convertirlo en un verdadero organizador de juego, un especialista en conseguir que cada alumno hable inglés.

Un diseño de clases exclusivo. Enseñamos las clases que nosotros mismos diseñamos.

 

Nuestras clases son un traje de alta costura a precio de prêt-à-porter. Cada curso es único e irrepetible, renovado según la actualidad que nos rodea. Trasladamos nuestra pasión por el inglés, por cómo diseñarlo y enseñarlo en nuestras sesiones semanales.

 

Cada clase es una pequeña joya brillante y apetecible por sí sola y en el conjunto de un curso.

 

Un lujo necesario, un lujo asequible.

 

 

Radmila Gurkova